La extraño

Hay días cómo hoy, en dónde no puedo más que extrañarla, saber que algo me hace falta es bastante complicado para mí, hoy es uno de ésos días en los que siento que todo lo que dije o hice para intentar recuperarla fue en vano.

Algunas veces cómo hoy pienso. Que tal vez en una broma del destino ella y yo podríamos encontrarnos y platicar de nuestras vidas, hablar sobre cosas sin sentido y en algun momento cuestionarnos por nuestra vida diaria. Es aquí dónde se que le diría algunas vanalidades y ella respondería con el.interés fingido que la caracterisa, le comentaria que en la.universidad soy alguien más responsable, que mi promedio es bastante más elevado que cuándo la conocí, tal vez ella me respondería con una sonrisa muy leve que le da mucho gusto ver que me está llendo bien y entonces yo se que le diría que conseguí un trabajó y que además mi cuarto es otro muy distinto, se que en algún momento le hablaría de cuándo eramos novios pero sólo para ver su reacción.
Las cosas que diría seguramente no están ni a la.mitad de los logros que ella ha tenido en un año. Muchos de mis logros se verían opacados por los de ella y mi corazón sucumbiria ante la derrota, la derrota de saber que nada de lo haga en ésta vida u otra me devolveran esa mirada que soltaba cada vez que me veía llegar por ella o esos abrazos que me hacen tanta falta en donde podía perderme por horas oliendo su cabello y acariciando su espalda, una derrota que era de esperarse, el amor que siento por ella aun late dentro de mi corazón le diría que las cosas han cambiado y que en lo profundo de mi alma ella es la unica persona en la que pienso todos los dias al amanecer y algunas veces al anochecer le pido a Díos que la cuide y que le de todo lo que ella necesité, que la amo y qué mi mente y mi corazón siguen perteneciendole que mi promesa de amor nunca la dejé atrás que mi corazón aun siente sólo por ella y que me hace más falta hoy que hace un año.

Desahogo

Hace casi 4 años la conocí, ella era todo lo que buscaba en una mujer, era hermosa, inteligente, divertida, amable y muchas otras cosas, si bien cuándo nos conocimos no fue la mejor cita del mundo, si puedo decir que fue un buen día adore conocerla y me anime a invitarla a salir una segunda vez. El tiempo pasó y las cosas fueron hermosas, re uerdo que la esperaba afuera de su escuela con la única esperanza de estsr con ella un instante que se volviera eterno a su lado, después todo cambió, no pude ser el hombre que ella necesita no pude simplemente acomodarme a ella y tuvimos miles de conflictos por ésa razón y es aquí dónde me preguntó ¿Porqué no pude retenerla? Porque si tanto la amo no pude luchar hasta el final por ella, era mi vida fueron 3 años hermosos a su lado con muchos problemas pero era el hombre mas felíz con sólo verla dormir a mi lado y ahora la vida, el destino nos llevó por caminos diferentes.
Ella es alguien que yo no conocí y yo soy el tipo que todos los días piensa en ella cómo si de una penitencia se tratará, la amo y odio sus mentiras, se que debería odiarla así cómo se odia a quién te lastima pero no lo hago, por el contrario la amo y la necesitó tanto que no se que hacer.
Ahora sólo me queda seguir adelante y ver las cosas cómo son, el mundo gira pero pareciera que mi mundo se detuvo hace casi un año.
Quizá lo más doloroso sea que ella se llevo mis sueños, ilusiones y el deseó de una vida que ella despreció, jamás pensé que la soledad doliera tanto, jamás pense que ella se iría, jamás pensé que terminariamos siendo sólo un par de desconocidos con un pasado en común.